Nuestra villa

facebookdel.icio.usmenéameyahoo

ORÍGENES DE LA SECA:

La Ribera del Duero fue objeto de grandes disputas entre cristianos y musulmanes desde la llegada de estos últimos a la península en el año 711.  Tras una serie de batallas en la Meseta, Cántabros, Vascos y Astunes terminaron por asentarse en la zona hacia el siglo XIII.  Y de estas fechas datan los primeros documentos que hablan de La Perdiz, una pequeña aldea situada a 5km de lo que hoy es La Seca.  

Cerca de allí había una laguna donde se asentó un grupo de familias dedicadas al pastoreo y al cuidado del monte.  Debido a unos años de sequía, la laguna perdió su agua y la gente de los pueblos de alrededor empezó a llamar a los que vivian cerca de allí "los de la seca".  Con el tiempo, los habitantes de La Perdiz se fueron mudando a la Villa de La Seca.

Tuvo un antiguo hospital de pobres y enfermos y un pósito Real o Cilla de 13 arcos, convertido hoy en Casa Cultural en las inmediaciones al Ayuntamiento, éste obra de Ventura Rodríguez con un rico patio interior de estilo herreriano.  Fue aldea de Medina del Campo hasta 1629, año en el que adquirió el título de Villazgo, pasando al rey.

Soportales plaza Mayor

En otra época secadero de maderas y hoy, con 1.127 habitantes empadronados en su mayoría dedicados al sector vitivinícola es un excepcional lugar para el cultivo de la vid, se encuentra ubicado a 32 kilómetros de la capital, hundido en una pequeña vaguada del terreno. En el corazón de la D.O Rueda con la mayor superficie dedicada al viñedo y máximo productor de la uva en sus dieciseis bodegas.

La localidad se encuentra enclavada en la rutas mudéjar y en ella podemos encontrar numerosos edificios construidos bajo este estilo; ayuntamiento, ermitas, cementerio. 

La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es del s.XVI, tiene unos retablos barrocos y unas interesantes piezas de plata. 

Entre su caserío de adobe y ladrillo tosco, destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, soberbio edificio del siglo XVI de estilo renacentista y construida en ladrillo donde sobresale su torre. Poseedora del mayor órgano barroco de la provincia y de esprendor sobresaliente de toda la comunidad, que data de 1790-92, de la mano del organero Antonio Ruiz Martínez.

El retablo está realizado tanto por Churriguera como por Manuel Ordóñez, y pertenece a la Iglesia de San Francisco, la de la Tercera Orden.

Si por algo destaca también el pueblo de La Seca, es por tener en su municipio hasta tres ermitas, la del Niño Jesús, la de San Roque, y la del Santísimo Cristo, barroca del siglo XVIII situada junto al cementerio.

FIESTAS

En cuanto a sus fiestas, son variadas. Así pueden ser destacadas, los recuperados Carnavales lasecanos con sus Botargas y Mojigangas, la Virgen de la Paz, el 24 de enero y también durante el último domingo de mayo, con la romería que se hace en el pinar.

Fiesta de exaltación del Verdejo, en honor a los prestigiosos caldos blancos lasecanos con actividades interesantes como; Jornadas de estudio sobre el verdejo, concurso nacional Sarmiento Folk Rock, degustaciones de vinos de multitud de bodegas, catas profesionales y premio Sarmiento al mejor vino, encierro del Toro del Sarmiento etc.  Se celebra el fin de semana anterior al día 23 de abril, fiesta de la Comunidad de Castilla y León.

Otra fiesta menor es la de San Basilio, el día 14 de junio.  Y a finales del mismo mes, el Certamen Nacional de Teatro Aficionado con la participación de importantes grupos de todo el panorama nacional.

La fiesta más popular es la de los Novillos, celebrada el primer fin de semana de agosto. Las calles se engalanan para recibir a multitud de gentes venidas de todas partes, para rendir culto, de una forma un tanto especial, al toro, a quien le dedican la mayor parte de sus festejos. Entre otros, pueden ser destacados tanto los encierros por las calles como las novilladas y corridas de toros, así como el concurso de cortes.

Es un pueblo en el que no sólo el vino tiene un lugar especial, también la buena cocina se refleja en los restaurantes, así como en la especial repostería compuesta de rosquillas, mantecados y todo tipo de dulces.  

No dude en acercarse a La Seca y disfrutar de sus gentes, patrimonio, alojamientos rurales, restaurantes bodegas y establecimientos públicos.  Será la mejor respuesta a sus inquietudes turísticas.

Diputación Provincial de Valladolid·Tel: +34 983 427 100·Fax: +34 983 267 919